fbpx

Los límites y el consumo – La era de los objetos deseados

In Conceptos Básicos, Finanzas Personales
Scroll this

Los límites enseñanaEste año salió con el diario “El País” una colección de libros de Natalia Trenchi: “Guía para padres: los límites enseñan”, uno de ellos es “Los límites y el consumo”.

Me pareció interesante compartirlo con ustedes, así que, de a poco, iré posteando partes del mismo. Espero les sea de utilidad!

La era de los objetos deseados

Vivimos en una época en la cual los objetos comprables abundan. Hace algunas décadas la ambición de una niña no iba más allá de una muñeca y la de un niño era o una pelota o un autito. En el almacén del barrio se podía elegir entre no más de dos o tres variedades de galletitas, o entre dos marcas diferentes de refresco. No más. Hoy los niños son tentados de infinitas maneras a poseer una gran variedad de objetos. Cada ida al supermercado nos enfrenta a una abrumadora variedad de lo que sea, desde comestibles a dentífricos. Desde cada góndola parecen extenderse manos que intentan capturar a los pequeños consumidores, prometiéndoles placeres y experiencias sin igual.

Hay muchos objetos atractivos y mucha presión para que los consuman. Los niños, desde muy pequeños, usan una enorme cantidad de artículos que generan enormes ganancias a la industria. Gastan en alimentos, golosinas, juguetes y más también: son una fuerte influencia para que sus padres se inclinen por comprar determinado champú o electrodoméstico, o para que elijan tal o cual restorán.

Poco a poco, y sin que nos demos cuenta, los niños se pueden ir transformando en consumistas. Esto implica comprar cosas no necesarias , en buena medida por efecto de la presión social o de la publicidad.

Estos productos consumidos irreflexivamente son de uso muy fugaz, rápidamente sustituibles por otros también innecesarios y pocos perdurables. Es como si el poseer un objeto lo privara del encanto que tenía antes poseerlo. Quizás el motivo del desencanto radique en el hecho frecuente de que se compra por los motivos equivocados.

A veces los niños esperan de un objeto todo lo que la publicidad les promete, sin saber aún que nada es lo que parece en los avisos.

En otras oportunidades lo que se compra como resultado de la hipnosis del consumismo son artículos inútiles. Cuando se desdibuja la diferencia entre lo que uno quiere y lo que uno necesita, se corre el riesgo de apostar a lo que no sirve para nada.

Otras veces se trata de tener un nuevo objeto para sentirse más feliz o mejorar la autoestima, lo que tampoco resulta a través de la compra consumista.

En todos estos casos la excitación de la compra se desdibuja rápido, generando un estado de mayor insatisfacción, que se puede intentar inútilmente solucionar con objetos.

Si a los niños los dejamos solos con esto, o peor aún, si promovemos el consumismo irreflexivo, los estamos exponiendo a riesgos particularmente severos. Es necesario educarnos para educarlos y poder enseñarles a consumir de manera responsable y consciente. La propuesta no es dejar de comprar ni evitar darse gustos posibles, sino poner los objetos al servicio del bienestar de las personas y no al revés.

Los adultos tenemos la responsabilidad de enseñarles a los niños a ser consumidores responsables y conscientes, a demás de enseñarles a valorar adecuadamente lo material. Su felicidad dependerá en buena medida de que lo logremos.

 

toys

2 Comments

  1. Gracias por los post en estos temas, realmente como padre de niñas pequeñas me estoy enfrentando a la presión que supone sobre ellas el bombardeo publicitario de los canales para niños, y la verdad es que me tiene perplejo.

    Ademas busco en la memoria y la verdad es que cuando niño la realidad era bastante distinta, por lo que es difícil pensar en ejemplos de estrategias de mis padres para aplicarle a mis niñas.

    • Hola Carlos, me alegro mucho que te sean de utilidad estos posts! La verdad es que ha cambiado mucho todo y los padres no estamos preparados para manejar el bombardeo de información y estímulos que reciben nuestros niños.

      En unos días vamos a estar publicando un post sobre el impacto de los medios y el consumismo y pequeños tips que da Natalia Trenchi para ayudarlos a entender un poco mejor el fin de los comerciales.

Submit a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *