fbpx

Imagina que mañana pierdes todo aquello que has logrado en todos tus años de trabajo y tuvieras que comenzar desde cero ¿Qué harías?

Quiero que sepas que no soy economista ni contador, mi formación universitaria no está relacionada con el área financiera.


Sin embargo, gracias a una situación  desesperada descubrí algo sobre el dinero que muy pocas personas conocen y eso me cambió la vida…

Provengo de una familia humilde.

En mi niñez el dinero era más un problema que otra cosa. 

Un mal necesario que nunca alcanzaba y que generaba fuertes y largas discusiones entre mis padres.

Ya de grande y con mucho esfuerzo pude estudiar una carrera universitaria (ingeniería) y obtener un buen remunerado trabajo.

A medida que pasaba el tiempo y me iba consolidando en la empresa, iba ganando más dinero… sin embargo parecía que nunca me alcanzaba.

Comencé a utilizar tarjetas de crédito para sostener un nivel de vida similar al de las personas que tenía a mi alrededor. 

No quería desencajar. 

Sin darme cuenta había entrado en una competencia de egos donde ganaba el que aparentaba tener más y mejores cosas. 

Intentaba mostrarme despreocupado por el dinero, pero la realidad era que a mitad de la noche me despertaba pensando en mis problemas económicos y en mis compromisos asumidos… las deudas.  

Estaba terriblemente angustiado por mi situación financiera,  nunca llegaba a fin de mes y cada vez me enfadaba más. 

Cada día gastaba más, pero  sentía que no avanzaba hacia ningún lado, como un hamster que gira en su rueda. 

El dinero me generaba muchísima angustia al punto que comenzó a afectar mi salud y  mis relaciones con las personas. 

Entonces sucedió…

Una separación de pareja dio vuelta mi mundo y un día lo perdí todo

(excepto un VW escarabajo del 87 y la ropa puesta).

Quedé en cero (o casi cero)

En ese momento estaba totalmente desesperado.

Había perdido todo lo que había logrado en 10 años de trabajo, incluida una casa enorme en un lugar hermoso a 5 minutos de la playa, que era mi sueño desde que tengo memoria. 

Hoy me doy cuenta que fue lo mejor que me pudo haber pasado.

Pero en ese momento, me quería matar.

Por alguna razón, decidí en vez de caer en el pozo de la depresión tomar las riendas de la situación y salir adelante.

Me sentí muy solo en ese momento, no tenía con quién hablar de lo que sentía.

 La realidad es que la mayoría de las personas viven al día, en otras palabras, están a un par de sueldos de la indigencia.

Pero no es nuestra culpa, es que en el sistema formal nadie nos enseña nada sobre dinero, aprendemos por imitación y usualmente aprendemos mal. 

Entonces comencé a estudiar sobre el mundo del dinero.

Libro que se me cruzaba, libro que leía. 

Entonces me di cuenta de una realidad brutal: que toda la información estaba bien, pero no era lo que yo necesitaba. 

Al menos no era suficiente.

La mayor parte del contenido estaba descontextualizado, no era sencillo aplicar aquello que leía.

Yo no necesitaba sólo la teoría, necesitaba pasos concretos para re-hacerme y encarar el dinero de una forma distinta.

Tenía 30 años y no tenía nada. 

Entonces, con toda esa teoría que tenía arriba de leer cientos de libros y hacer muchos cursos, comencé a estudiar personas.

De las que hacen las cosas bien y de las otras, que son la mayoría.

Cada vez que conocía a alguien aprovechaba la oportunidad para hacer un montón de preguntas (muchas de ellas muy incómodas) sobre dinero. 

  • ¿Cuánto ganas?
  • ¿Inviertes?
  • ¿Cuánto sale tu casa?
  • ¿Cuánto pagas de alquiler?
  • ¿Vienes de una familia pudiente?

 

Preguntas poco comunes en un mundo donde el dinero es un tema tabú.

Claro que muchos salieron corriendo y no me han vuelto a hablar desde entonces. 

Era el raro que hacía preguntas incómodas y que vivía con sus padres a los 30 (aunque esto fue temporal)

Fue con toda esa información que encontré un factor común entre las personas que no tienen problemas financieros. 

Aquellos que dominan el dinero. 

Personas normales, no supermillonarios de la tele. 

Como yo y como vos. 

En poco tiempo había salido de las deudas, comprado una casa más hermosa aún,  pude reconstruir mi vida (de hecho la mejoré y mucho)  y sobre todo dejé de sentir esa sensación de angustia con respecto al dinero que me acompañaba desde que tengo memoria.

El gran secreto que descubrí y es que la clave para que el dinero no sea un factor de estrés no es ganar mucho o comprar solo cosas que están en oferta. 

No va por ahí. 

La clave está en que estas personas que dominan el juego del dinero están en control de su situación financiera. 

Ellos controlan su dinero y no dejan que el dinero los controle. 

Tener control significa muchas cosas, pero me gusta englobarlo en que es tener un plan: un plan financiero personal.

No es solo saber en qué gastamos nuestros ingresos, eso es la punta del iceberg, va mucho más allá, es tener claro cómo definir objetivos y cómo caminar hacia ellos. 

Desarrollé un sistema que permite construir un plan financiero personal (o PFP) y recorrer el mismo sabiendo exactamente que debemos hacer en cada etapa.

Al terminar el plan vas a:

√ Aprender el valor de tener objetivos financieros, saber cómo definirlos y cómo trazar un camino para conseguirlos. 

√ Vas a obtener conocimientos para poder educar a tus hijos como seguramente no te educaron a ti sobre el dinero ahorrándoles  muchos problemas

Dejar definitivamente de lado esa sensación de estancamiento que sientes en tu día a día, porque tendrás un objetivo y un grado de avance hacia el mismo.

Aprenderas que darte gustos es super importante y que no te tienes que sentir culpable por ello, pero saber cuándo lo puedes hacer sin comprometerte

Descubrirás cómo invertir tu dinero no es una opción, es algo necesario si queremos tener un retiro digno

Tendrás una herramienta que te permita estar preparado para cualquier imprevisto financiero, desde perder tu trabajo hasta que venga una pandemia (cosas improbables)

√ Desarrollaras un sistema que te permite consumir alineado con un propósito, siendo dueño de tus decisiones

Vas a aprender las trampas del sistema que usan para manipularte y hacerte gastar tu dinero y no ser víctima de tus impulsos de consumo

√ Te voy a contar una fórmula que me permitió ahorrar un 20% de mis gastos diarios con tan solo 1 hora de dedicación a la semana, 

Conocerás la estrategia que usó Raimon para que el día que le avisaron que lo despedían no le afectara en lo más mínimo y pudiera dormir como si nada.

√ Sabrás la razón por la cual la mayoría de las personas que trabajan en el área financiera son muy malos con la gestión de su dinero y porque eso nos puede afectar.

√ Conocerás la dura realidad con respecto al endeudamiento  porque vivir endeudado es muy parecido a ser un adicto a las drogas, y cómo podemos salir de ese círculo vicioso. 

√ Sabrás la pregunta clave que tenemos que hacer antes de sacar una hipoteca y que el 99% de las personas ignoran (hasta los funcionarios de los bancos)

√ Vas a entender la razón por la cual la mayoría de las personas fracasan a la hora de llevar un registro de gastos y cómo superarla de manera definitiva

Descubrirás los fundamentos de la inversión de forma que puedas evaluar cualquier mecanismo de inversión y determinar si se adecúa a ti.

√ Aprenderás a determinar tu “estado de salud financiero” para saber donde estás hoy y medir tu grado de avance.

√ Encontraras aquellos momentos de tu vida que te afectaron negativamente con respecto al dinero y verás  como eliminar esos paradigmas. 

√ Tendrás acceso a una comunidad de personas como vos que están buscando conseguir sus objetivos y que no tienen problemas de hablar de dinero (podrás hablar sobre algo que no se suele hacer en otros ámbitos)

Con este curso vas a conseguir que cada una de las acciones que realizas estén alineadas con tus objetivos, y eso se traduce en que los vas a conseguir mucho más rápido

Accede al curso ahora mismo por 300 USD

¿Cuánto tiempo lleva el curso?

El curso consta de más 12 horas de videos que puedes hacer a tu ritmo y de ejercicios prácticos, no tiene una fecha de finalización.

 La recomendación es que no te saltes los ejercicios porque son los pasos que te van a llevar hacia el armado de tu plan. 

Te pueden llevar mucho o poco, depende de vos… 

 

¿Para quién está pensado?

El PFP está pensado para cualquiera que quiera tener total control de su situación financiera y dejar de ser víctima de las circunstancias. 

No hay conceptos matemáticos o financieros complicados, no son necesarios para nada.

Es importante entender que no es una fórmula mágica para ser millonario, no creo en las fórmulas mágicas y menos en las que te generan dinero. 

¿Y si se me generan dudas?

Hay una comunidad con todos los participantes (por Slack) a la que tienes acceso de por vida en la que mantenemos conversaciones constantes sobre el plan y temas relacionados.

Yo tengo una presencia activa en la comunidad y respondo todos los mensajes. Todos.

¿Cuándo hablas de objetivos, a que te refieres exactamente?

Cada uno de nosotros tiene objetivos distintos, lo importante es saber definirlos.Está el caso de Vale que definió su objetivo relacionado con cancelar su hipoteca antes de tiempo o el de Camilo y Beto que decidieron cambiar radicalmente su estilo de vida o el de Verónica que entendió como armar un portafolio de inversión para su futuro. 

Cualquiera sea, con el PFP podrás definirlo y alcanzarlo. 

No estoy en Uruguay ¿aplica el curso?

La mayoría de los alumnos del curso no son de Uruguay.

El curso está pensado para que sin importar dónde estemos podamos dominar nuestras situación financiera y construir nuestro plan. 

Estoy al día con el podcast de Neurona Financiera y leí el libro. ¿Me aporta el curso?

Definitivamente si.

El curso tiene un conjunto de herramientas prácticas en forma de formularios y planillas para la construcción y seguimiento del plan que hacen que el camino sea exponencialmente más rápido que solo leyendo o escuchando el podcast. 

¿Cuál es el contenido del curso?

Puedes ver el contenido al detalle y el video de bienvenida  aquí

Se parte de una comunidad de personas que están el mismo camino que vos !

Obtén acceso inmediato al curso por USD 300

No te vas a llevar una fórmula mágica para ser millonario sin esfuerzo. 

Vas a descubrir un sistema paso a paso, probado, que te garantiza el tomar el control de tu situación financiera sin importar cuanto ganes.

Sobre todo, olvidar esa sensación de angustia que el dinero genera.

Obtén acceso inmediato al curso por USD 300, pago seguro por Paypal o MercadoPago

Iniciar Sesión

Disponible solo para miembros de los programas de formación