Fondo de reserva: pieza clave para no tener stress por dinero - Neurona Financiera

Fondo de reserva: pieza clave para no tener stress por dinero

In Conceptos Básicos
Scroll this

Una de los valores más importantes que le doy a las finanzas personales es que me han enseñado a no tener stress por culpa del dinero.
Un componente muy importante en ese camino sin stress es lo que podríamos llamar el fondo de reserva. Si bien no es el único factor anti-stress por dinero, es una pieza necesaria en este camino.

¿Qué es el fondo de reserva?

Un fondo de reserva es un monto de dinero al que podamos acceder en cualquier momento que queramos, el que tiene como único fin asistirnos si el día de mañana nos quedamos sin ingresos.
En otras palabras es un colchón que ante una circunstancia imprevista, cómo que cierre la empresa donde trabajamos o que nos despidan, nos permita estar un período de tiempo sin trabajar.
También es una herramienta maravillosa si el día de mañana quiero buscar nuevos rumbos, como emprender o dejar de trabajar para buscar otro mejor remunerado o que esté alineado con nuestros gustos y preferencias.

¿Por qué ayuda con el stress?

Crecí en una realidad donde el trabajo de mi padre, que era el jefe de hogar, siempre pendía de un hilo por distintas razones. Desde que tengo memoria en mi infancia siempre temíamos que mi padre se quedara sin empleo, dado que el negocio para el que trabajaba era muy cíclico y estaba mal administrado.
Esta realidad diaria se traducía en stress por incertidumbre sobre el mañana.

Si mis padres hubieran pensado en tener un fondo de emergencia que pudiera sostenernos durante un tiempo si nos quedábamos sin ingresos, no digo que no hubiera stress, pero seguro sería menor.
Tener un colchón nos permite enfocar  nuestra energía en aportar mayor valor en el trabajo y no en el dinero que vamos a recibir por ello.

Si trabajamos solo pensando en el dinero, sería como si los jugadores del partido de fútbol estuvieran viendo el tablero del estadio en vez de jugar el partido.

¿Cuánto debería ser el fondo de reserva?

Tenemos que pensar en que el fondo de reserva debe permitirnos vivir un tiempo sin recibir ingresos.
El primer paso es saber cuales son nuestros egresos, cuánto dinero necesito para vivir. Teniendo esto claro, podemos estimar cuánto dinero necesito para estar entre 6 meses y un año sin trabajar y ahí está lo que necesito.

Mi estrategia

Todo muy lindo, pero ¿cómo se construye un fondo de estas características en Uruguay con ingresos uruguayos y con una inflación que en los últimos años rozó el 10% y que ahora bajó al 7%?

Mi estrategia ha sido desde hace unos cuantos años la siguiente.

1 –  Al cobrar dispongo el 10% de mis ingresos para poner el el fondo.

Aquí parto de la base de aquello de la ley de parkinson de que me voy a gastar todos mis ingresos y que la forma de poder ahorrar es sacarlo no más lo recibo. Lo he transformado ya en un hábito, ni lo pienso, lo hago de forma automática. Se puede comenzar con un 10% o con un 1%, lo importante es la construcción del hábito.

2 – Giro ese dinero a una cuenta de Sura Afisa.

Sura Afisa es un fondo de inversión, que si bien tiene variantes, lo que me permite es por medio de un giro bancario mover el dinero a otro lado y ellos lo invierten en mecanismos de poco riesgo que me garantiza no perder valor por la inflación (al menos). En la práctica, depende del fondo, pero le vienen ganando a la inflación por 3 o 4 puntos, lo que hace que ganemos dinero inclusive, pero no es lo relevante aquí.

Una cosa buena de esto es que para obtener el dinero tengo que pedirlo y demora unas 24 hs en girarlo a mi cuenta, lo que es genial para ofrecer resistencia para no gastar esa plata.

En otras palabras es una alcancía que está arriba de un mueble y necesito ir al garage a buscar la escalera para alcanzarla.

Puede ser otro mecanismo, no necesariamente debe ser sura, lo importante es tener claro que debemos estar protegidos de la inflación.


Si hacemos cuentas rápidas, suponiendo que gastamos el 90% de nuestros ingresos, necesito 9 meses para tener un mes cubierto. Esto quiere decir que en cuatro años y medio, guardando el 10% de mis ingresos voy a conseguir tener 6 meses de vida cubiertos en mi fondo de reserva.

Quizás parezca mucho tiempo, yo en particular decidí acelerarlo moviendo algún aguinaldo para acortar ese período y alimentándome del interés compuesto en la cuenta de Sura.

Cómo comentaba al principio, este fondo es una pieza fundamental en el camino del no-stress por dinero, no es la única, pero sí es algo necesario que le recomiendo a todo el mundo. Si no comenzaron ya a hacerlo, comiencen ya, como dice el dicho:

“El mejor momento para plantar un roble fue hace 20 años, el segundo mejor momento es ahora”