fbpx

Administrando el espacio: Dos reglas sencillas

In Herramientas
Scroll this

El espacio es en muchos casos un recurso escaso. Veamos un par de reglas que me han ayudado a administrar el espacio donde vivimos para poder aprovecharlo al máximo.

Hablábamos el otro día sobre lo importante que es manejar la economía de los recursos escasos, y me acordé de dos reglas que seguimos en casa que nos han ayudado mucho en ese aspecto. Si bien no es un tema de finanzas personales explicitamente, creo que da una idea de cual es la forma de pensar si queremos ser un ninja de las finanzas personales, digamos que la neurona que trabaja es la misma.

Primero que nada, viví por unos cuantos años en una casa muy chica, y tuve que aprender a optimizar el espacio. Mi esposa vivió uno años en una pensión, y tuvo que super aprender a optimizar el espacio.

Hoy vivimos en un departamento, es más grande, pero es de espacio limitado, así que seguimos estas dos reglas que nos han ayudado a optimizar el espacio.

1 – ¿Dónde se va a guardar?

Estamos caminando y vemos esa hermosa multiprocesadora super fashion, que le hablás y te hace el jugo de fruta con comando de voz, mientras te pasa tu canción favorita y si fuera poco te saca los restos en forma de naves espaciales de las guerra de las galaxias. Un artículo que cualquiera quiere tener! Y cómo si fuera poco, al 50%! Antes de comprarlo, la pregunta de rigor siempre debe ser: ¿Dónde se va a guardar? Si no hay una respuesta clara a esa pregunta, olvídalo, no se compra.

(capaz que el caso de la multiprocesadora es muy loco, si quieren cambienló por Bicicleta para que suene mas real)

2 – Uno x Uno

Estoy caminando por el shopping y veo una camisa hermosa que cómo le queda re linda al maniquí pienso que me va a quedar igual a mi y me la compro! Entonces, estoy obligado a seguir la regla del uno x uno, eso quiere decir que debo de jubilar alguna de las camisas que hay guardadas en el placard.  Es que tengo camisas suficientes, no necesito una más, así que aprovecho y descarto las mas vieja.

 

Seguir estas dos sencillas reglas nos va a dar una mano para vivir más livianos, que no es poca cosa estos días.

 

Submit a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *