fbpx
  • info@neuronafinanciera.com

092. Oportunidades que nos deja el coronavirus

A principio del siglo 20 Don Francisco Piria invertía en uno de los hoteles mas grandes de la época en un balneario… en la época en que la gente no iba a la playa.

De alguna forma, este señor, que tiene una historia increíble detrás, predecía un futuro distante donde la gente iba a ir a la playa por recreación.

El mundo va cambiando a su ritmo y aquellos que pueden ver estas tendencias de cambio pueden aprovechar las oportunidades que generan.

Hoy ese cambio está acelerado, digamos que si siempre es en primera, ahora está en quinta.

¿Podemos entonces animarnos a ver algunas de esas tendencias y tomar ventaja?

Bueno, podemos hacer el intento y en este episodio me animo, con alta chance de errarle, de vislumbrar un futuro y ver las oportunidades que esto genera.

La invitación es que ustedes compartan su visión de futuro así entre todos podemos descubrir estas oportunidades que se están generando.

Muchas gracias por sus 5 estrellas en Itunes, por sus comentarios y me gustas de Ivoox o Youtube por los comentarios en el blog o por escuchar en Spotify! Nos vemos el próximo miércoles con otro episodio que nos ayude a desarrollar nuestra Neurona Financiera

¿Te gustó este artículo?

Share on facebook
Compartilo en Facebook
Share on twitter
Compartilo en Twitter
Share on linkedin
Compartilo en Linkdin
Share on pinterest
Compartilo en Pinterest

¡Dejame tu comentario!

22 comentarios en “092. Oportunidades que nos deja el coronavirus”

  1. Estimado, en caso de trabajar en modalidad home-office, entiendo que el empleador debería suministrar el equipamiento suficiente al trabajador. Lo menciono, porque en determinado punto decis que el fabricante de sillas, por ejemplo, en vez de vendérselas al empleador se lo va a vender a las personas. La carga de contar con el equipamiento necesario no debería recaer en el trabajador sino en el empleador quien suministra los medios (herramientas) y el trabajador, valga la redundancia, el trabajo.

    Por otra parte, respecto a las características de la silla (para seguir con el ejemplo) tendría que ser las mismas que utiliza en la empresa. Ej: silla ergometrica que cuide la postura, columna de ese trabajador.

    También entiendo que esta modalidad puede tener un impacto positivo en la reducción de la jornada de trabajo y en algunos casos, quizás la mayoría (una suerte de trabajo a termino). De esta manera, las personas se ahorrarían el tiempo de traslado a su oficina, el costo que ello implica y minutos u horas de trabajo. Pudiéndolo invertir en su familia, deporte, educación, ocio, etc. También tendría una consecuencia directa en su salud (menos estrés) y menor ausencia laboral por «enfermedad».

    Saludos, David.

    Responder
  2. Estimado, concuerdo con el 100% de tu visión en este podcast, incluso en varios temas me encontré hablando con mi esposa hace una semana atrás (e-learning + streaming de películas y videos despegando a mil) y viendo si había algo para hacer por ahí.
    En lo personal visualicé que lo único que nunca se detuvo fue la bolsa y por eso me enfocaré en transformarme en trader/inversor. Con todo este tema del aislamiento y el rol ppal que obtuvo internet (o una conexión adsl mejor dicho) me di cuenta que es una tarea que se puede realizar desde cualquier lugar, en cualquier momento – con mercados abiertos o cerrados – y que te permite ser dueño de tu futuro al 100%. Que es arriesgado.. pffffffff ultra, pero creo fervientemente que si se enncara de manera seria, sin buscar el millón de dólares a la semana, es una gran oportunidad.

    Slds
    Ignacio

    Responder
    • Tal cual lo de vivir lejos de la oficina, poder tener un espacio con patio o jardín fuera de la ciudad y evitar los tiempos de traslado. Tengo 2 hs de viaje y no es mucho, pero trabajando desde casa comprobé lo óptimo que es y la mejora en la calidad de vida.

      Responder
  3. Cuando dijiste lo de la casa me pegó en el corazón , siempre tuve ganas de tener un terreno lejano a la zona urbana de bsas , me alegra que muchos como vos piensen igual que yo , en el futuro lo que se va a valorar es que uno sea autosustentable , desde energía, agua, producción de vegetales orgánicos y animales, tratamiento de residuos, igual creo que hay mucho que aprender es más creo que tenemos conciencia pero no sabemos el como , toda la vida para aprender de esto , siempre de una crisis hay que sacar el pecho y pensar para que sea la base de lo que queremos, abrazo desde Argentina

    Responder
  4. Hola buen día Rodri, creo que el podcast de hoy pega en el hueso de muchos que hemos tenido que refugiarnos en nuestras casa y seguir trabajando desde allí. El concepto de Home Office puede ser sumamente practico para muchos profesionales y un concepto adaptable para un estilo de vida diferente, como decías mas cerca de la familia, mas saludable y a la vez productivo. Creo que después que pase todo esto, no volveremos a ser los mismos ….. el mundo no sera el mismo… y tenemos que ser flexibles al cambio. Un abrazo y saludos desde Córdoba , Argentina. Laura

    Responder
  5. Hola!! Soy de Argentina, por lo que desconozco la legislación de otros países, pero espero y estimo que esta situación nos conduzca a una actualización de nuestra legislación laboral, que es viejísima y pensada para el boom de las fábricas del siglo pasado. Se que hay una corriente mundial en actualizar estas legislaciones y que las mismas sean aplicables a situaciones como el home office, que en este momento y en este pais está desregulado y hay un vacío legal al respecto. Muchas gracias por el espacio. Saludos.

    Responder
  6. La regulación del home Office elimina por completo el propósito del mismo. Teletrabajo significa responsabilidad por parte del empleado y flexibilidad x parte del empleador. Las reglas se ponen para cada caso. Una misma oficina puede tener varios casos distintos. Acá lo que manda son los resultados.

    Responder
  7. Hola Rodrigo. Gracias por tus columnas. La educación a distancia: Ojalá que nuestra Universidad entienda los beneficios de la misma, trabaje en mejorarla, en definitiva la «verifique». El ahorro de dinero para muchas familias sería enorme, la calidad de vida de muchos estudiantes, el ahorro de tiempo en estudiantes que aún viven en su ciudad natal y viajan a la capital por ejemplo. Seguramente favorecería la descentralización. Cantidad de estudiantes que hoy se ven privados de acceder a estudios terciarios. Y te lo dice alguien que tuvo la suerte de ir a Mdeo, vivir muchos años, recibirse y poder volver a mi ciudad de origen. Gracias de nuevo. Saludos.

    Responder
  8. Este ultimo desarrollo me recuerda una reflexion sobre lo que decia Alvin Tofler en su libro «La Tercera Ola» hablaba de como la familia habia migrado de la primera version de Familia Nuclear donde todo estaban en casa, desde los abuelos hasta los nietos, todas las actividades se desarrollaban en la casa hasta cuando la emancipación de la mujer y por lo tanto la necesidad de esta de posponer la maternidad para poder realizarse como profesional, lo cual entre otros llevo a que en Nueva York hubiera un pico de demanda por los apartamentos monoambientes. Es extrano hoy gracias a la conectividad a travez de las redes quizas podriamos volver a la familia nuclear, yo trabaje 20 anos como Ing de Antel y medite esto muchas veces.

    Responder
  9. Qué gran episodio y qué interesantes sus repercusiones.

    Escuchándolo me puse a pensar que esta pandemia sin duda traerá un nuevo grado de análisis para los proyectos de inversión: cualquier propuesta va a tener que tener un plan de contingencia en el que explique cómo funcionaría el negocio en caso de que se restrinja la circulación de las personas.

    Incluso esto será motivo de nuevas cláusulas en los contratos, por ejemplo al alquilar un local muchos intentarán establecer algún acuerdo o norma para esta eventualidad.

    Por último, también creo que esto traerá un nivel de respeto superior por las condiciones de seguridad y sanidad de cualquier negocio exigiendo una rápida adaptación a los negocios tradicionales luego de la cuarentena (ej. establecimientos gatronómicos).

    Un saludo grande.

    Responder
  10. Hola, Rodrigo. Comencé a seguirte desde que estoy en casa, así que confirmo la teoría de la necesidad de aprender la autogestión. El ahorro.. Quien iba a decir, que uno iba a tener que aprender a cuidar sus pesos gracias/culpa de los chinos y sus hábitos de alimentación. Te había visto en un programa de TV, pero en ese momento no tuve la necesidad de escucharte (error), hubiera estado mejor parada hoy. Por otro lado, como estuche hasta el final del capitulo; me sentí identificada, trabajo en la actividad hotelera del oeste del país. Afectada y casi sin futuro, vive literalmente de la llegada del porteño, en el buen sentido de la palabra
    Hace 8 años estoy en el rubro y casi 15 años la empresa para la cual trabajo.
    Con esto quiero plantear mi duda, con respecto a qué si el turismo interno podría ayudarnos. Tal vez, para el este del país pueda hacerlo.. También creo que deberíamos de cambiar algunas posturas en la forma de satisfacer al público local (objetivos en la empresa) voy a investigar con respecto al tema. Creo que además de la re estructura que pueda hacer el sector privado, las políticas públicas (impuestos) van a tener que reformularse. El yoruga prefiere irse a Brasil que venir al lodo del Río de la Plata, sale una fortuna salir de vacaciones en Uruguay, ahí esta mi punto de vista de que tal vez el este quede mejor parado en esta decisión de elección de destinos. Para mí, vamos a salir como perros atados de la cadena, quien pueda costear sus próximas vacaciones. Gracias por mencionar al sector en este capítulo. Comienzo a seguir fielmente tus teorías del futuro (puede fallar dijo Tussam).

    Responder
  11. Rodrigo muy buen capítulo . En el caso del turismo interno tengo un complejo en Piriapolis (Complejo Pueblo del Sol) pequeño y enfocado en familias, al igual que tu estaba pensando que se verá fortalecido. La gente priorizará vacacionar dentro del país y reunido en familia. Se valorará más esa unión y las cosas simples . Un abrazo

    Responder
  12. Mi pensamiento del futuro/presente:
    1) Home office o teletrabajo era un privilegio para algunos hoy una necesidad para todos que se mantendrá.
    2) Aceleramiento en el desuso del efectivo. Gran aumento de transacciones y pagos online.
    3) Educación en casa o home school se mantendrá en el tiempo. El fin de la educación es socializar y hoy en día se socializa mediante redes sociales.
    4) Reestructuración de puestos de trabajo que empleadores y estado ya no ven como necesarios.

    Responder
  13. Hola rodrigo, yo si volvería al gimnasio, ya, y eso va a depender de lo que hagas, lo más importante para mi es mi entrenador, incluso sigo trabajando con él a distancia. Pero si no iría al cine, ni usaría el transporte público, taxis, tampoco iría a bares, ni lugares donde me respiren encima jajjajaj. Pero todas las medidas de cuidado deberíamos tenerlas siempre, ahora tomamos conciencia de eso, ya sea covid19 o enfermedades q también se transmiten por contagio. Yo trabajo en un hospital, tenemos que usar ropa de circulación interna, y siempre debería ser así, sólo que esto te hace dar cuenta que tenemos que cuidar a las demás personas de los virus que podemos sacar de nuestro lugar de trabajo. Me has ayudado mucho desde que te escucho, muchas gracias!!!!

    Responder
  14. Buenas! muy buen capitulo. Me genera una duda.

    Yo encerrado en casa me doy cuenta que al no tener tiempos de viaje estoy consumiendo mucho menos podcasts que antes cuando tenia una hora por dia de translado. Estas viendo algun cambio en los numeros de escucha?

    Responder
  15. Mi predicción: Certificaciones «libre de riesgo de contagio»:

    – Como prestador de servicio (restaurantes, bares, gimnasios, incluso medios de transporte colectivo u oficinas) quiero garantizar que quien visite mi establecimiento tenga menor de riesgo de exponerse frente a un riesgo de contagio (covid-19 o cualquier otro). Puedo pensar en mi servicio físico como algo «premium» (frente a lo virtual/digital), o simplemente mi servicio *depende* de que haya una transacción física, por lo que en ambos casos pagaría por estar certificado.

    – Como cliente quiero estar seguro de que si visito un lugar de forma física, estoy expuesto a menor riesgo de contagio, y ademas estoy siguiendo una norma sanitaria clara y preestablecida. Pagaría por esto (trasladado al costo servicio).

    – Como autoridad sanitaria (y financiera) me interesa de que hayan protocolos que disminuyan el riesgo de contagio entre la población (pero que se reactive la economía tradicional lo antes posible).

    Esto lo unirían entidades que certifiquen que dentro de un establecimiento se siguen los protocolos sanitarios, digamos «la nueva normalidad», agrupando a tantas personas de forma física como lo permitan los parámetros sanitarios.

    Un saludo y felicitaciones por el podcast!

    Responder
  16. Bueno yo no se lo que va a pasar, pero si se lo que me gustaría.

    No me está gustando el home office para nada, no solo por el tema niños que interrumpen, que es real, sino también porque me gusta socializar con gente. No es lo mismo socializar en persona que a través de una pantalla. Es cierto que nos ahorramos el traslado (tiempo y dinero) pero para mi no compensa.

    Educación a distancia en mi caso con un niño de 3 años simplemente no le veo sentido. Yo en mi caso lo mando al jardín para que interactúe con otros niños y otras personas, siendo único hijo/nieto que salga de la burbuja donde es el «rey de la casa». Y también obviamente para que esté bien atendido mientras mamá y papá trabajamos. Ahora se me genera el problema de que no está socializando nada, y además tengo un doble costo (jardín + persona que lo cuida). Lo mismo me pasaría si fuese escolar. Tal vez tenga más sentido en adolescentes.

    El gimnasio era mi hora para mí, ya no la tengo. Entrenar en casa no es lo mismo. Apenas abran yo si vuelvo.

    No se, a mi me gusta tener espacios diferenciados para las diferentes actividades/roles de mi vida, y me gustaría que cuando toda esta locura termine volvamos a eso.

    En cuanto a la alimentación, los números dicen que se ha disparado el consumo de harinas, ultraprocesados y alcohol…. así que no se si es cierto que la gente está entrando en conciencia de hacer vida sana. Ojalá fuera cierto!

    Perdón por mi vision pesimista pero yo no veo que ninguno de estos cambios esté siendo para mejorar.

    Responder
  17. Rodrigo, gran episodio.
    Me parece que la futurología que realizaste no va a estar muy lejos de la realidad.
    Me dejaste pensando en muchos aspectos! Y coincido en la mayoría.
    Ya tendíamos al Home Office, pero esto acelero mucho que se produzca, y en algunos casos no habrá marcha atrás.
    Muchos oficios y rubros deberán reinventarse, algunos podrán, otros morirán. Surgirán nuevas oportunidades para algunos y para otros se desvanecerán.
    Seguiré pensando en varias cosas de las que dijiste.
    Un saludo grande, desde Argentina.

    Responder

Deja un comentario