La bicicleta: ahorro y salud de la mano

In Ahorro
Scroll this

Siempre fui un amante de la bicicleta. En la Ciudad de la Costa, dónde viví los primeros 30 años de mi vida, era mi medio de transporte por excelencia. Iba a la escuela en bici, al liceo, a la playa, a jugar al fútbol, a estudiar a lo de mis compañeros y a hacer los mandados. En resumen, la bici era parte de mi.

Cuando me mudé a Montevideo, si bien traje la bici, dejé de usarla. Quizás en alguna oportunidad a modo recreativo, pero fueron contadas ocasiones. No iba al super en bici, ni a trabajar, ni a la facultad. No se bien porqué. Quizás no me sentía seguro con el tráfico, quizás veía que no mucha gente usaba la bici para moverse en la diaria o quién sabe que pasó. El hecho es que el óxido fue haciendo su trabajo en la pobre bici al punto que quedó casi inutilizable.

Por esas cosas de la vida tuve que ir por cuestiones laborales a Holanda, cosa que cambió mi óptica radicalmente con respecto a la bicicleta. Yo sabía que Holanda es uno de los países con mayor penetración de la bicicleta, pero no me imaginaba lo que vi. En Holanda la primera opción es la bici, después están las demás. Los autos son los bichos raros en los centros de las ciudades y son las bicicletas quienes dominan el tráfico. No importa que haga frío, que tengas dos hijos chicos o que esté lloviznando, para ir de un lugar a otro dentro de la ciudad la primera opción es ir en bici.

Ustedes pensarán que eso lo pueden hacer porque tienen la infraestructura adecuada para hacerlo, cosa que es verdad, pero no siempre fue así. Si tienen 6 minutos, les recomiendo que vean este mini documental que cuenta cómo los holandeses consiguieron sus cliclovías.

Lo que me gusta de esto es cómo fue la sociedad (y algunos factores coyunturales) los que propiciaron ese cambio de mentalidad. Los factores coyunturales son el aumento del precio de los combustibles, el aumento del parque automotor y  los accidentes recurrentes. ¿Les suena?

De un tiempo a esta parte ha surgido un movimiento social que viene haciendo mucha fuerza por la incorporación de la bicicleta en la agenda de las autoridades y de la sociedad toda. De hecho Montevideo está siendo cada vez más una ciudad “bici-friendly” aunque le faltan bastante para que la bicicleta sea la protagonista del tráfico.  Hoy podemos encontrar bicicletas públicas en distintos puntos de la ciudad, un movimiento universitario  (Unibici) que viene haciendo fuerza por la construcción de ciclovias e interconexión entre las distintas facultades, Masa crítica que meten ruido por las calles cada segundo domingo del mes y las lunas llenas buscando llamar la atención hacia las bicicletas, Ciclovida que son de los primeros que comenzaron a alzar la voz en pro de este medio de transporte.

Mi predicción es que tanta movida pro bicicleta va a terminar transformando este país y lo va a mover hacia la bicicleta cómo medio de transporte. Si bien no será algo rápido, creo que la infraestructura ciclista va a aumentar, de hecho la mayoría los candidatos a la intendencia de el día de hoy se están comprometiendo a mover a Montevideo en esa dirección.  En realidad lo tiene todo para lograrlo: Es una ciudad relativamente plana, bastante pequeña y el clima es bastante bueno para pedalear.

Ahora, vamos a lo nuestro. ¿Qué tiene que ver la bicicleta con las finanzas personales?  La respuesta es mucho.

Lo primero es el ahorro directo. Si por ejemplo, si salgo de Av. Brasil y la rambla hasta Colón y 25 de mayo en la Ciudad Vieja en ómnibus demoro 25′ según el sitio de la IM, cosa que en horarios pico sabemos que no es así. Salir de la Ciudad Vieja un viernes por ejemplo puede llegar a ser una tarea más que compleja. Estos 6 KM pueden ser cubiertos en bicicleta a un ritmo tranquilo en 20 o 25 minutos (Ese es mi ritmo, que no es muy bueno en realidad).
De hecho encontré esto en un grupo de Facebook, un comentario de Gabriel Guzman (a quién no conozco) que me pareció bastante representativo

No soy un ejemplo de condición física ni ahí como un agujero negro y tengo todos los vicios, pero en bus demoraría 1 hora en bici me lleva media y ni transpiro, voy tranquilito cuidándome sin regalarme en ninguna esquina. Cuando hay tormenta y me tomo un bus.. no lo puedo soportar es espantoso, viajar así, apretado sin aire fresco…

Si vamos en ómnibus todos los días a trabajar o a estudiar gastamos a un boleto de $24 pesos, estamos gastando $960 pesos al mes. Supongamos que podemos ir 4 de cada 5 días en bici y solo un día en ómnibus (ponele que llueve) pasamos a gastar $192, ahorramos $768 de forma directa por mes.

Siempre el primer “pero” que se le encuentra al tema de la bici cómo medio de transporte es el del sudor. He escuchado muchas veces la frase “pero voy a llegar todo chivado”. En realidad está demostrado que la distancia media que nos movemos para trabajar en Montevideo es de entre 4 y 5 kilómetros. Doy fe que en esa distancia no da ni para arrancar a sudar, capaz que un poco al principio, pero después que le tomás un poco la mano y mejoras el estado físico no es nada.
De todas formas cada vez son más las instalaciones o facultades que cuentan con duchas para que los ciclistas puedan tomar un baño, es el caso del Latu por ejemplo o la Facultad de Ingeniería.

El otro punto es lo referente al ahorro de salud. Para ilustrarlo déjenme contarles una historia:

Hace unos años fui a China, específicamente a Shanghai.  Un día iba caminando por la calle y vi un grupo de ancianos bailando, confieso que esperaba verlos haciendo Tai Chi, o algo más místico, pero no, estaban bailando al son de un reproductor de música y con una profesora de baile más joven. Le pregunté a mi guía local que era eso y me contó que el gobierno se dio cuenta que si los ancianos tienen actividad física regular se enferman menos y son más felices, de esa manera se ahorran millones de dólares en el sistema de salud.

Moverse un poco cura, andar en bici nos hace mejorar nuestro peso, nuestra presión y nos hace más felices. Es una gran terapia y lo mejor, es gratis! Lo que podemos ahorrar en salud por andar en bici es difícil de calcular, pero es mucho.

Ustedes pueden estar pensando que todo muy lindo, pero hay que comprar una bicicleta que no son baratas. Es verdad, cuanta más calidad queremos en una bici eso se paga. Por suerte hay gente cómo Libera tu Bicicleta, de los cuales me reconozco fan, que son gente con tan buena onda que reciben bicicletas en desuso o rotas, las reparan y se las dan a quienes no tienen los medios para comprar una bicicleta hasta que mejora su situación y pueden donar su bicicleta a alguien más. Acá un videito que ilustra lo que hacen:

 

Otro factor que hay que tener en cuenta es que la bicicleta es fácilmente robable. Por suerte cada vez hay más bicicletarios para encadenarlas en la vía pública y los comercios se van haciendo más amigables con los clientes en bici. Siempre es bueno tener estas recomendaciones:

 

seguridadbici

Para terminar los invito a que comiencen a considerar la bicicleta cómo medio de transporte para todos los días. Cuando comiencen será difícil volver atrás.

Les dejo algunas fotos de Holanda que saqué para que vean lo que la bici significa por allá.

 

  • Ale

    Ojalá algún día lleguemos a poder pasear como la familia que se vé en la foto, la niña es la única que lleva caso, el padre lleva a otro niño en una silla, se imaginan este panorama en Uruguay? donde prevalece el afán de recaudar, ahora para andar en bicicleta exigen casco, luces, espejo, chaleco, campanita!!.
    Creo que hay que concientizar a los políticos de que se haga una buena infraestructura para poder usar las bicicletas en vez de exigir “precauciones”, no creo que el casco me sirva de mucho si un auto, omnibus o camión me pasa a 20 cm y me engancha del espejo nuevo y me hace volar….
    Si quieren leyes del primer mundo, que pongan infraestructura del primer mundo.
    Soy del interior y todavía se puede andar tranquilo en bicicleta, Montevideo ya es más difícil, pero que no puedas llevar a tu hijo en bicicleta a la escuela porque te van a multar porque no cumplís con la reglamentación?? Me parece demasiado.
    Muy buena la nota.
    Ojalá lleguemos…..