Campiglia Pilay: Invertir en ladrillos

In Inversión
Scroll this

Hace unos años escribí un artículo sobre Campiglia Pilay bajo su lema: “Ahorrar en ladrillos”  que explicaba lo que yo había entendido sobre su funcionamiento en ese entonces luego de una reunión con un ejecutivo.

Confieso que mi visión fue un poco sesgada dado que en ese momento lo veía como una opción lejana a mi realidad o interés. Hoy un poco más curtido me gustaría poder darle un nuevo análisis a Campiglia Pilay desde la visión del inversor y no desde la óptica del que quiere una solución habitacional.

De hecho el 45% de las personas que están dentro de Campiglia Pilay lo hacen por inversión, un 23% para dejarle algo a sus hijos, un 16% para tener una renta en su plan de retiro y el resto para solución habitacional entre otras razones. Entonces es claro que está pensado desde el comienzo para los inversores y no como solución habitacional.

¿Cómo funciona?

Campiglia Pilay maneja un fideicomiso en la que los socios hacen aportes y sobre el cual se van haciendo edificios. Como tal, el fideicomiso es auditado y todas esas cosas que garantizan que no sea una estafa para irse luego con nuestro dinero.

Cuando se ingresa al sistema, uno debe seleccionar el tipo de propiedad, 55 metros cuadrados o 75 metros cuadrados, lo que implicará el monto de la cuota a pagar, las que son en total 240. (el valor de la cuota hoy es de 9.980$ y 13.375$ por 55 y 75 metros respectivamente).

La rentabilidad desde el punto de vista del inversor está en que estas cuotas, que podemos verlas como participaciones sobre la propiedad, se valúan según el indice de costo de la construcción (ICC) que como podemos ver el sitio del INE está en un 9% interanual en este momento, promedió un 12% en el 2016 y en términos generales suele estar arriba de la inflación y ahí está el valor para el inversor.

Dado que yo puedo salir en cualquier momento, ahí está la ventaja para el inversor, estoy comprando una participación que se valúa arriba de la inflación y que puedo vender cuando quiera para poder recuperar dinero. La razón por la cuál alguien me quiera comprar mi participación puede ser para adelantar el tener la propiedad o simplemente especulación. Como siempre juega la oferta y la demanda a la hora de poner el precio o de vender.

Seguramente haya algunas vueltas de tuerca más que se le puedan dar para sacar ventaja de este mecanismo, es cuestión de sentarse con un asesor y validar las opciones.

En todo caso, lo veo comparable con un seguro de retiro en el que me comprometo a pagar una cuota mensual para luego en un caso tener una rentabilidad  y en el otro una propiedad que me genere una renta, pero pudiendo optar por salirme en cualquier momento vendiendo mis cuotapartes (siempre y cuando haya un comprador que la quiera comprar) cosa que con el seguro de retiro no se puede hacer.

Más detalles y una mucho mejor explicación de como funciona en el sitio de Infocasas

 

  • Martin

    Ojo con esta parte:
    “Dado que yo puedo salir en cualquier momento…”

    Yo estuve 2 años ahorrando en este sistema, porque queria tener una solucion habitacional y cuando decidi averiguar para hacerme con uno de los apartamentos (mi paquete es el de 75 metros cuadrados) resuta que se abria una licitacion, en la cual habia que ganar el apartamento ofertando una suma de unos 60 mil dolares (esa fue la sugerencia de nuestra asesora) ya que con 20 mil dolares probablemente no tendriamos suerte y habria que esperar a la proxima licitacion…
    Visto esto, y sabiendo que no contabamos con ese dinero, decidimos intentar salir y que nos devuelvan la inversion. Ahi nos enteramos de otra realida, ellos no te devuelven el dinero, lo hace otro inversor que este interesado en comprar tu paquete y sus cuotas ya adelantadas, que en nuestro caso eran 2 años, a unos 10 mil pesos en el momento, por lo que tampoco estaba muy adelantado y no se veria muy atractivo a un inversor, pero que lo iban a intentar…
    Firmamos contrato de baja y quedaron en avisarnos cuando se presente un comprador.
    Esto fue en el año 2015.
    Aun no ha aparecido un comprador, por lo tanto no me he podido hacerme con la inversion de dos años que hice.
    Periodicamente los llamo y les envio mail para consultarles por novedades sin suerte.
    Asi que como dije, mucho ojo con esta inversion y su sencillez para salirse, para todo aquel que no es millonario.
    Saludos y mucha suerte.

    • Gracias Martín por el comentario, yo entendía que la compra/venta de las cuotapartes dependía del mercado en la fijación de precio, ahora me sorprende mucho que en 2 años nadie quiera comprarlas. No te ofrecieron bajarle el precio para venderlas, perdiendo así quizás un poco de rentabilidad pero recuperando rápidamente el capital?

      • Martin

        Asi, es , me ofrecieron bajarlo y luego se firmo un contrato.
        Pero aun asi, sigue la cosa como esta, todo quieto y con capital parado que me serviria para empezar otra inversion.
        Una pena, pero la letra chica del contrato ataca otra vez…

  • Victoria

    Yo soy una adjudicada de una unidad dentro de este sistema, mi experiencia ha sido muy positiva teniendo en cuenta que yo no podía acceder a una vivienda de ninguna otra forma de las que se ofrecen en plaza. No contaba con un ahorro previo ni cumplía con los requisitos para acceder a un préstamo bancario. Es cierto que hay otras posibilidades, como ser el Hipotecario, pero luego, al momento de la aprobación uno tiene que tener cierto capital ahorrado ya que no se cubre la totalidad de la vivienda, si bien vi esta posibilidad como una opción, tampoco me servía ya que yo no tenía dinero ni la posibilidad de ahorrarlo para cuando llegara el momento.
    Tome la decisión de entrar al sistema Campiglia Pilay, sabiendo que tenía que licitar para obtener una unidad y que podía ganarla en el corto plazo como no. Las opciones de licitar eran dos, una por dinero (que no lo tenía) y la otra por puntaje donde no había que poner ningún dinero extra, solo estar al día en el pago de las cuotas mensuales y presentar la documentación que se requiere para obtener el puntaje. Me presenté a todas las licitaciones que hubo por puntaje durante un tiempo hasta que tuve la suerte de ganar una, hoy mi unidad se está construyendo. Si bien en un principio mi idea era la vivienda, mi realidad fue cambiando y finalmente decidí que el destino será una renta (alquilando la unidad). En mi caso la inversión cambió su objetivo inicial, pero perfectamente podría ser vivienda o una inversión si decido venderla. Habiendo leído algunos de tus blogs, recomiendo buscar siempre una forma de ahorrar, cuando inicié con mi ahorro en Campiglia Pilay, hice de cuenta que ese dinero que destinaba al pago de mis cuotas no existía, que mi sueldo era otro, y de esa forma logre mi objetivo. La posibilidad de ahorro siempre está, solo hay que buscarle la vuelta y dar con algo que sirva según las necesidades o los objetivos de cada uno.

  • Federico Gomez

    Martin, lo que te paso a vos me comentaron al inicio cuando hice el contrato que te podía pasar porque no es una inversión para dos años y si tenes pocas cuotas la devolución es más lenta como vender un auto. En mi caso, la experiencia fue muy buena porque el año pasado necesitaba dinero para una inversión y puse a la venta el contrato que había hecho en septiembre del 2009, el cual tenía 104 cuotas. Las mismas me la vendieron al 100% actualizado en un mes, dándome muy buena ganancia ya que como decía Rodrigo en el artículo el ICC le viene ganando por 4 puntos a la inflación.

  • julian alvarez

    El año pasado compre un contrato para mi hija, María que acaba de nacer. Cuando multiplico el valor de cuota de hoy $9.980 por 240 me da USD 81.193 por un departamento de 1 dormitorio que en plaza no baja de los 125 mil dólares, lo que me pareció una ganancia muy buena considerando que puedo ir aportando de a poco. Espero poder mantener el ahorro mensual en el futuro, ya que quiero que mi hija tenga un futuro mejor y una de las cosas que me dio tranquilidad, que el ahorro se invierte en ladrillos. espero que le sirva mi experiencia

  • Valeria

    ¿alguien ha analizado si conviene invertir en uno de 1 dormitorio o en uno de 2? Gracias.

  • Olga Maurell

    A mi nieto le paso lo mismo que a Martín estuvo dos años ahorrando y cuando quiso salirse firmo el contrato de baja; en noviembre vamos dos años de la baja y también quedaron de comunicarse si aparecía comprador pero nada; también envía mail pero sin resultados siempre la misma respuesta que no hay comprador: