fbpx

Harry Potter y las finanzas personales

In Conceptos Básicos
Scroll this

Una de las principales formas por la cual nos entrenamos para la vida es escuchando historias.

Los cuentos, las películas y cualquier otra narración, no son otra cosa que experiencias de otros (reales o ficticias) que nos aportan información que de alguna forma va construyendo nuestra forma de ver el mundo.

Por esto vale la pena ver que tienen detrás algunas historias clásicas y a partir de ahí, quizás, entender porque vemos el mundo de cierta forma.

Hace un tiempo conté que estuve en una reunión de los Scout, los Rovers, no comenté que estaba ambientada arriba de la historia de Harry Potter. Claro son chicos de 18 años, la primera película de Harry Potter es del 2011, o se que tenían unos 11 o 12 años en el momento del estreno.

Me puse a pensar y lo comenté con ellos algunos aspectos subyacentes en esa historia, que son una foto de como vemos el mundo.

Recuerdo que les pregunté:

¿Quién es la primera persona con la que Harry tiene conflicto? (conflicto que continúa en toda la saga)

Draco Malfoy

¿Y como es la situación económica de Draco?

Es rico

¿Y quién es el mejor amigo de Harry?

Ron

¿Y cómo es la situación de Ron?

Su familia es muy humilde y debe usar todas las cosas de sus hermanos porque ni tiene dinero para comprar nuevas


Cuál es la idea que vemos aquí de forma indirecta: “El rico es malo, el pobre es bueno.”

De hecho, los invito a que hagan el ejercicio de buscar héroes o heroínas de historias, para encontrar cuales tienen mucho dinero(*) y les va a costar, pero es fácil encontrar supervillanos donde su único poder es que son ricos.

La cuestión es que hace más de 2000 años que venimos escuchando estas historias donde se repite el patrón.

Ya en la Biblia podemos encontrar algo que dice: “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre al reino de los cielos”. Podemos ser creyentes o no, pero la realidad que ese libro se escribió hace unos añitos y ya se pensaba de esa forma. 

La cuestión de fondo es que si nos seguimos identificando con el que sufre por dinero, que la pasa mal por cuestiones financieras es el “bueno” ¿Cómo vamos a sanear nuestra relación con el dinero?

No se trata de querer ser millonario, se trata de no poner en un altar al que la pasa mal por cuestiones de plata.

Si no cambiamos primero nuestra forma de ver el mundo, si no dejamos de identificar a los que les va bien económicamente con gente “mala” y seguimos viendo a los que la pasan mal como todo lo que está bien, va a ser difícil que podamos dejar de sufrir stress por dinero.

Los invito a que la próxima vez que estén mirando una historia se pregunten qué es lo que les está contando para determinar su forma de pensar.

Submit a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *