fbpx

El problema de los regalos

In Conceptos Básicos
Scroll this

Llega diciembre… se que voy a tener que comprar regalos, los de Navidad, el del amigo invisible de la oficina y ese cumpleaños que también cae justo en ese mes. 

Pero la verdad es que se me pasan los días y me acuerdo un rato antes de tener que entregar el regalo, voy corriendo al shopping y entre miles de personas consigo “algo” y respiro. Ya está, cumplí mi deber

Esta es la realidad de muchas personas durante todo el año y en especial en diciembre. Es que el tema de los regalos no es tan sencillo.

El problema al final se trata más de sacarnos el problema de de arriba que de rendir homenaje a alguien.

Es una pena que esto sea así.

Gastamos más, regalamos cosas inútiles y sin valor para la otra persona, solo porque no hacemos una correcta planificación. 

Cuando escribí Finanzas Ninja dediqué un capítulo entero a los regalos, es que me di cuenta que era una de los gastos más grandes que tenía y que ni me imaginaba!  Fue una de las grandes sorpresas del registro de gastos.

Traigo esto a colación hoy porque faltan más de dos meses para Navidad y es un buen momento para planificar los regalos. Si lo hacemos vamos a conseguir regalar mejor y gastar menos. 

Es tan sencillo como listar a todas las personas que les quiero regalar y luego pensar que sería relevante para ellos y así buscarlo con tiempo (de hecho se puede hacer a principio de año esto con todos los cumpleaños y días de…)

Muchas veces el regalo no es algo que pueda comprar, sino una experiencia que podamos dar que seguramente será mucho más memorable. 

Podemos apelar a nuestra creatividad y regalar cosas hechas por nosotros también. Regalar no tiene que ser sinónimo de gastar.

¿Pensemos qué vale más para mi, si algo a la que la otra persona le dedicó horas de trabajo o algo por lo cual metió una tarjeta de crédito en 12 pagos?

Intentemos planificar para disminuir el stress de las fiestas que mucha gente sufre y además regalemos cosas memorables. Se puede y además es mucho más agradable.

2 Comments

  1. Es muy bueno el consejo y muy a tiempo. Sin embargo hay que tener en cuenta (si vamos por la opción de comprar algo, que es la más habitual) que en este bendito país es difícil que alguna tienda tenga un plazo de más de 30 días para los cambios, por lo que si compramos con mucha antelación, el homenajeado no tendrá posibilidad de cambiar el regalo, lo que implica una mayor probabilidad de que hayamos incurrido en consumismo inútil. En realidad desde un punto de vista puramente economicista, el mejor regalo sería darle en efectivo el monto que pensábamos gastar, ya que nadie sabe mejor que el homenajeado qué es lo que más quiere. Por supuesto que esto va contra todas las nociones de nuestra cultura y en la mayoría de los casos sería visto como una ordinariez o hasta como un insulto, pero creo que está bueno a la hora de regalar a algún hijo/sobrino/etc menor. Uno quizás se sienta como que no está haciendo un gran esfuerzo y el regalo es muy impersonal, pero seguramente por un tema generacional va a ser muy difícil embocarle a lo que el menor (va, o joven adulto) realmente quiere. Así que bueno, ese es sería mi consejo: no tenerle asco a regalar dinero. Seguro que el joven va a saber gastarlo de forma mucho más óptima que vos.

  2. Muy bueno el artículo. Es una triste realidad, la gente compra regalos por compromiso. Lo veo todos los días y en especial en diciembre ya que trabajo en una tienda. Yo no compro regalos solo los que siento de corazón. Y la mayoría me regalan el dinero o me preguntan que quiero. Prefiero algo hecho a mano, comida casera o algo que me sea útil.
    Saludos. Melanie

Submit a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *