fbpx

Educar a los más chicos

In Conceptos Básicos, Finanzas Personales
Scroll this

Educación financiera para jóvenes

De un tiempo a esta parte me ha tocado presenciar como adolescentes o pre-adolescentes exigen a sus padres la compra de esos championes que cuestan $4.000 o de esos jeans que cuestan $3.800… ¿es qué no conocen el valor del dinero?

En realidad lo que pasa es que como nuestro poder de compra está aumentado gracias a los créditos, llevamos un nivel de vida mucho más alto del que en realidad podemos costear y los jóvenes no se dan cuenta de eso, y terminan creyendo que sus padres ganan mucho más de lo que realmente ganan.

En Uruguay $20.000 es considerado un sueldo bueno. Imaginemos que en un núcleo familiar de 3 personas ingrese mensualmente la suma de $55.000 entonces luego de pagar las cuentas básicas nos queda:

  • Alquiler: 15.000
  • Luz: 1.200
  • Gastos comunes: 1.200
  • Teléfonos: 1.500 (de los 3)
  • Transporte: 7.200 (gastando 2 boletos por día cada uno)
  • Colegio: 13.000

Hasta ahora esta familia lleva gastado 40.000 y… ¡no han comido en todo el mes!

Si a su hijo le compran los championes que mencionamos antes, ese gasto representaría el 26% del monto que les queda para vivir ese mes.

Pero… ¿quién es responsable de esto? mis padres siempre decían: “la culpa no es del chancho, sinó de quién le rasca el lomo”

¿Qué podemos hacer para mejorar esta situación?

Primero que nada, como adultos, cuestionarlos que les estamos enseñando… ¿todo lo qué quieras lo podés conseguir? ¿el dinero crece en los árboles? ¿es más importante tener algo de marca que disfrutar?

Creo que desde pequeños los podemos ir instruyendo en los temas económicos. A los más pequeños, no comprándoles todo lo que demandan y jugando con ellos a comprar. Hay juegos tipo “El bancario” que traen versiones pequeñas de nuestra moneda y con los que los niños pueden ir familiarizándose gracias al juego.

Cuando ya son más grandes podemos mandarlos a hacer los mandados con una lista y una suma determinada, y que ellos tengan que tomar la decisión de que marca comprar, que precio pagar por cada artículo… y quizás si les sobra obsequiarles el vuelto.  O darles un monto mensual para que lo utilicen en transporte y comidas en el colegio…  en suma, incentivarlos a tomar decisiones inteligentes.

Ayudarlos a ganar el dinero que añoran para ese jean. Es muy común que los jóvenes reciban dinero sin habérselo ganado, pero en la vida real no es tan sencillo. Ganar dinero cuesta, y mucho. No es la idea hacerlos sufrir en el proceso, pero si que tengan que esforzarse… puede ser dándoles una tarea periódica para que tengan un “ingreso fijo” como cortar el pasto, apilar la leña, ayudar en reparaciones… aquí podés ser creativo.

Hablar con ellos de las finanzas del hogar, no para preocuparlos o estresarlos, sinó para que conozcan la realidad… que sus padres trabajan muchas horas al día y que hay que ser inteligente al momento de usar ese dinero. No está bueno que los jóvenes crean que sus padres ganan $100.000 cuando no es así.

En suma, nuestras acciones para con ellos los ayudarán a ser mejores y más responsables adultos… es nuestra decisión y acción!

 

 

Submit a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *