Educación financiera: una forma de ver el mundo

In Finanzas Personales
Scroll this

El otro día tuve un cruce con un compañero de trabajo que me dejó pensando. Me di cuenta que la educación financiera y las finanzas personales son mucho más que mecanismos para un fin, es una forma de ver el mundo distinta, dónde asumimos la responsabilidad de nuestro destino.

Pero comencemos por el principio, el cruce con mi compañero. Hace unos días di una charla sobre inversiones y en la misma comenté la compleja situación de la caja profesional, algo de lo que luego escribí aquí. Mi predicción había sido previo a las noticias de prensa sobre los recortes que se hicieron, lo que me anotó un puntito, digamos que tuve la suerte de decir algo en el momento adecuado.

Charlando del tema con algunos compañeros, me preguntaron que opinaba y yo les dije algo que tengo ya muy incorporado, que había que tener un plan B, que hay que diversificar para el retiro y que no solo se puede contar con un solo mecanismo que además está mal formulado y que depende en muchas formas del sistema político o de la coyuntura.

Por ahí saltó alguien incomodo con lo que yo estaba diciendo. Lo primero que me objetó es que no se puede desconfiar del mecanismo jubilatorio, cuasi cómo si fuera una religión, cómo si el simple hecho de perder la fe en el sistema hiciera que este se cayera. Es verdad, si todos dejamos de aportar el sistema cae, pero por algo es obligatorio. Obligatorio, no incuestionable.

Lo otro que saltó es la imposibilidad de tener un plan B por lo justo que se vive en el día a día. Mi respuesta a este punto fue: “Vos tenés cable?” La respuesta fue afirmativa, pero estuvo acompañada de que el prefería tener cable hoy a sacrificarlo por un mañana potencial. Y este último punto es el que me dejó pensando y que motiva este artículo.

Yo pienso distinto. Voy contra la corriente.

Creo cada vez con mas fuerza que la felicidad no está en lo que tengo, sino en lo que soy y en lo que hago. En lo que aprendo, en lo que doy, en lo que comparto.

En el hecho de sacrificar cosas hoy en pro de un mañana mejor, aprendí que la mayoría de lo que quiero son caprichos que no me ayudan a ser feliz, al contrario me atan. Que a menos que se esté muy sumergido, hay cosas que se pueden recortar y que no afectan nuestra calidad de vida.

Estoy convencido que es posible transformar ahorros en inversión y esa inversión si comienza temprano puede ser nuestro sustento en el futuro, para vivir de las ganancias y dedicar nuestro tiempo a lo que mas nos guste. Trabajar por placer y no por dinero.

Lamento haber aprendido esto tan tarde, me hubiera gustado que a los 20 alguien me hablara de educación financiera, ingresos pasivos, etc Pero no, no se habla de esto, es que son pocos los que se animan a ir contra corriente, a pensar distinto, a ser buscadores.

La norma es: estudiá, trabajá, jubilate y confiá que la jubilación te de para vivir y si no te da marchaste, así que mejor no pienses en eso.

Disculpen, yo esa no la compro. Yo soy responsable de mi destino.

  • Diego Quimbo

    Gran aporte! estoy totalmente de acuerdo en lo que dices.. veo muchísima gente con problemas financieros o al menos constantemente están diciendo frases como “no tengo dinero, no puedo comprar esto, el sueldo que cobro es bajo”, pero cuando conoces a la persona un poquito mas te das cuenta que tienen un montón de gastos totalmente innecesarios..

  • Germán

    Estoy y no estoy de acuerdo…creo que sí hay que planificar nuestros ingresos del futuro y no depender de la jubilación…pero también es cierto que esta bueno tener cable (yo no tengo porque me niego a pagar $1.000 o más por mes pero sí tengo antena satelital…pagué una vez y no pago nunca mas!) a lo que voy con este ejemplo es que ( y no estoy inventando nada nuevo) la base de todo es EL EQUILIBRIO! el punto medio en todo lo que se haga…creo que tomarse las finanzas personales muy a pecho y midiendo cada centésimo que se gasta, (o que se invierte), nos puede llegar a frustrar…porque (en mi opinión) es una situación extrema! Al que me diga que no le gusta ver la final de la copa del mundo en una TV superultrahiper HD 80k y yo que se que mas no le creo! porque pregunto…a quien no le gusta consumir? esta mal si lo hace?…todo nos lleva al equilibrio…si tenes la super tele pero no llegas a fin de mes entonces estamos en un problema!! Otro punto, en mi caso, prefiero gastarme $ 1.500 en un almuerzo en el mercado del puerto una vez cada tanto que estar pensando cuanto mas podría gastar en el futuro si coloco esos $ 1.500 en el BHU para conservar el poder de compra bla bla bla y que mejor me hubiera quedado en casa comiendo un asado al horno que seguro con $ 400 lo soluciono…ir al mercado del puerto me hace feliz!! me gusta, me agrada, paso bien y agradecer por poder tener esa posibilidad (que antes no la tenia) me da mas confianza en mi mismo y mas energía para lograr situaciones que me hagan más feliz de lo que soy, y eso que soy feliz con cosas simples…
    Pero tengo la suficiente “inteligencia financiera” como para no ir todos los fines de semana al mercado del puerto porque seria un exagero…y ahi si pensaría en que estaría gastando mucho en comida afuera…
    Así que por un lado entiendo al compañero que tiene cable….y también entiendo que no hay que fiarse solo en la jubilación…pero también entiendo que somos seres humanos, y como tales nos gusta consumir mas allá de nuestras posibilidades…el tema es consumir equilibradamente y no vivir como bichos para guardar plata pensando en que mañana eso me va a servir, porque después de todo, hay una realidad como dice la propaganda de Visa, la vida es ahora!

    • Hola Germán, mirá que estoy de acuerdo contigo. Nuestra meta en la vida sea quizás ser feliz y en ese marco debemos hacer todo aquellos que nos lleva por ese camino, yo lo que digo es que muchas veces (no siempre) el comprar cosas no nos da esa felicidad, en el momento mitiga un poco la sensación, pero luego vuelve.
      La TV de mil pulgadas no te hace feliz, si te puede hacer feliz la experiencia de ver la final con tus amigos. Debemos comprar experiencias y no cosas, ahí está la clave.

      A propósito… ya conoces a alguien que no le importa ver la final del mundo…de hecho, no la vi.

    • Picardo

      Germán estoy bastante de acuerdo contigo. Este blog es muy bueno e informativo, pero a veces deja una sensación de obsesión con ahorrar constantemente hasta en detalles menores o a costa de sacrificarse por poco (a muchos les puede hacer feliz cocinar y está genial, pero a otros quizás les haga más feliz gastar 40$ más en una masa de pascualina comprada y usar el tiempo para mirar la tele o jugar con tus hijos o lo que sea). En todo en la vida si uno exagera se vuelve patológico, y gastar demasiado/ahorrar obsesivamente no son la excepción.

      Creo que lo que hay que llevarse como concepto general es no ser gil y vivir como si el mundo terminara mañana. Si te hace feliz dejar $1.500 por mes en una parrillada y al mismo tiempo te da para guardar parte de tu sueldo para cuando seas viejo, está bárbaro. Pero si esto es a costa de no ahorrar por el futuro, quizás no sea lo más inteligente.

      Hay que tener en cuenta que pensar a largo plazo no es algo que esté en la naturaleza humana. Evolucionamos para sobrevivir día a día, reproducirnos y vivir hasta los 30 y pocos años (lo que explica muchas de nuestras tendencias, como consumir alimentos ricos en calorías cada vez que se puede). Así que la lección a llevarse es que si no somos conscientes y no vamos un poco en contra de nuestros instintos, a la larga la vamos a pasar mal.

  • Bruno Dea

    Buen artículo!

    Cada día me voy acercando más a la planificación de mi presupuesto, me costo muchos dolores de cabeza(en lo personal, y lo profesional) la falta de planificación, y hoy en día veo como ponía distintas excusas para no hacerme responsable del dinero que entraba y salía de mi billetera!

    Arriba! esta muy bueno que se hable en Uruguay de todo esto, y se muestren distintos puntos de vista!

  • Nicolás

    Comparto contigo Rodrigo, me parece que es una forma de ver al mundo. Buen artículo, saludos

  • Wilmar Marchetti Bouvier

    muy buen artículo

  • Mauricio De Barros

    Buen dia Rodrigo, te cuento un poco mi nombre es Mauricio y vivo en ciudad de la costa, tengo 29 años y desde el año 2014 me di cuenta de muchas cosas que vos decis y gracias a vos he armado parte de mi portfolio de inversion. Trabajo por mi cuenta desde los 20 años. Es increíble como una postura responsable y un plan de inversión, cambian nuestras vidas. Comparto firmemente que el concepto para las personas de felicidad es muy distinto de lo que el común de la gente cree, la necesidad de tener siempre lo último, hacen a las personas vivir el hoy y hipotecar el futuro. Me gusta mucho que exista este blogs y espero algún dia conocerte. Hace mas de tres años comencé a leer el libro padre rico padre pobre de Robert Kiosaki y en verdad aprendí algunas cosas que me enseñaron a ser lo que hoy soy. La verdad me quede con ganas de aquella primera reunión y te comento que tengo un interesante proyecto de inversión, que me gustaría compartir y sumar personas para llevarlo a cabo. Desde aquí les mando a todos un fuerte abrazo y creo que el primer paso para cambiar sus vidas ya lo están dando al estar en este grupo, la verdad que comparto muchísimas cosas con Rodrigo y me alegra que alguien de el primer paso. Saludos

    • Hola Mauricio, capaz nos conocemos, yo soy nativo de la costa. Porque no te anotás a la próxima reunión o al foro para contarnos de ese proyecto? Hay mucha gente con no mucho dinero pero si con muchas ganas de apostar a una buena idea.

      Abrazo y gracias

  • rodriguito

    Es una buena reflexión Rodrigo, igualmente creo, como leí en algunos comentarios, el equilibrio en todo es muy importante.
    Soy bastante obsesivo con el tema de la economía doméstica y trato de llevar un orden de gastos y demás (con mi planillita excel), pero también creo que debemos dejarnos algunos pesos (o muchos, eso depende de tus ingresos) para darnos los gustos que nos hagan sentir felices. Capaz que no viste la final de fútbol, pero si te compraste ese libro que tanto querías leer o una salida de amigos o con la flia. El tema es de una larga discusión y quizás nunca lleguemos a estar 100 % de acuerdo, y aunque entiendo que hay que pensar en un retiro y en un futuro en el cual estemos economicamente saneados, también considero que si descuidamos que hoy también hay que pasarlo bien no estariamos siendo muy inteligentes (por lo menos, es lo que creo).
    Por otro lado y pasándome a algo más de números, te hago una consulta, supone que uno puede ahorrar $2000 al mes, cual sería a tu criterio y a tu conocimiento lo mejor para que vaya creciendo? Para mi hoy en día no hay muchas opciones para la persona que no puede ahorrar más que eso. Y todas esas opciones no las veo como inversión sino como mantener el capital sin que se te devalore.

  • Sebastián González

    “la felicidad no está en lo que tengo, sino en lo que soy y en lo que hago” Querido Rodri… es un honor y una alegría leer este tipo de reflexiones… abrazo grande!!!