Crédito de Consumo

In Conceptos Básicos
Scroll this

Un crédito de consumo es cuando pedimos dinero prestado para comprar un bien o servicio. Analicemos las particularidades que tienen estos tipos de crédito y veamos porque debemos tenerles miedo.

En estos días que estamos viviendo tenemos la certeza de que podemos prácticamente acceder a cualquier bien, de precio razonable, al cual aspiremos, pues si no tenemos el dinero de seguro conseguimos alguien que nos lo preste. Hoy existen muchas instituciones cómo bancos, financieras y cooperativas que prácticamente se pelean por darnos ese dinero que necesitamos para comprar ese algo que nos cautiva.

No se considera dentro de esta clase de crédito lo que se refiere a prestamos hipotecarios, podemos decir que estos son un préstamo “bueno”.

Prestar dinero es negocio, pues lo que se hace es cobrarnos por eso que nos prestan. Lo que termina pasando es que al final vamos a pagar por ese algo que compramos mucho más de lo que vale.
Cuando compramos con tarjeta de crédito no estamos pidiendo un préstamo a menos que no paguemos el total de la misma, recién ahí es que nos cobran intereses.

En Uruguay se mide lo que nos cobran por prestarnos dinero en lo que se llama Tasa Efectiva Anual (T.E.A), pueden encontrar este concepto en el resumen de su tarjeta de crédito.

Por poner un ejemplo, y haciendo unas cuantas simplificaciones, supongamos que le debo a la tarjeta de crédito 10.000$ y los quiero pagar en 6 cuotas fijas considerando una TEA del 71%, entonces tengo que pagar 6 cuotas de 1.943 pesos. Termino pagando 11.659 pesos por los 10.000.

Ahora si hago lo mismo para 12 meses termino pagando 12 cuotas de 1.101 pesos y pago un total de 13.214 pesos por los 10.000 pesos que me prestaron.

Cuanto mayor sea el período más intereses vamos a pagar, si pagara en 36 cuotas quedaría cada una en 571 pesos y el total que terminaría pagando luego de tres años sería de 20.574 pesos, más del doble de lo que gasté originalmente.

Usualmente también suele haber otros costos asociados al préstamo, cómo IVA sore los intereses y gastos administrativos. Así que es peor todavía.

El crédito de consumo es el archienemigo del ahorro, son las dos caras opuestas de una moneda, el Ying y el Yang, etc, etc.

Los Ninjas de las Finanzas jamás piden un préstamo de consumo, es cómo el gran pecado capital, el gran enemigo.

Sin embargo en Uruguay parecería que no hay muchos Ninjas, pues los prestamos de consumo crecen de manera vertiginosa. Según el Observador si bien hay una desaceleración de los prestamos hoy son un 7,5% más que el año pasado en el mismo trimestre. Eso quiere decir que cada vez se pide más dinero prestado. Una pena.

Un problema que esto trae aparejado es el sobre endeudamiento del cual ya hablaremos más adelante, que es cuando saco un préstamo para pagar un préstamo. El pero de los males.

 

  • Kaira

    Hola! Soy nueva en este sitio. Te quería preguntar si me podrías dar un ejemplo de los costos y tasas de interés que tienen estos préstamos. Gracias!

    • Basta que te fijes en la página web de cualquier banco o de instituciones cómo creditel y te da una idea. Abrazo!

  • carlos

    Hola Rodrigo. Cuando compro con tarjeta en pesos y por ejemplo, en 6 cuotas sin recargo. Dónde está el negocio para la financiera? En un ideal de mantener esa conducta.

    • El negocio está en la comisión que le cobra al comercio (ronda el 6%) y el plazo de pago que se negocia caso a caso, pero bien puede ser 90 días por ejemplo. Y ganan mas dinero si te atrasas con la tarjeta.