BCU Educa: Programa de educación económica y financiera

In Herramientas
Scroll this

¿Quién tiene la responsabilidad de educar financieramente a los ciudadanos de un territorio? Es una pregunta que no es tan simple como parece y que me ha llevado bastante reflexión y pienso.

Luego de cometer muchos errores financieros en mi vida creo que de alguna forma me enojé con el estado, yo siempre pensé que la responsabilidad al final de cuentas recaía en él. De hecho yo asocio mucho esto de las finanzas personales a la libertad y la Constitución de la República dice en su artículo 7:

Los habitantes de la República tienen derecho a ser protegidos en el goce de su vida, honor, libertad, seguridad, trabajo y propiedad. Nadie puede ser privado de estos derechos sino conforme a las leyes que se establecieron por razones de interés general.

Qué libertad tiene el tipo que usa una tarjeta de crédito que el Banco le dio sin pedir y que nadie le enseñó a usar o que libertad tienen un trabajador que se fue a jubilar y se dio cuenta que no le dan los números para vivir?  ¿No debería el estado preparar a esa gente para no caer en situaciones que trunquen su libertad?

Ahora, con el tiempo y algunas canas más, creo que la responsabilidad al final del día cae siempre sobre uno mismo, yo soy responsable y culpable de lo que hago. Eso no quita que el estado pueda ayudar, educando, abriendo cabezas. Al final es el que tiene el poder de llegar a todos los habitantes.

En Uruguay no hay una política de estado sobre la educación financiera. Sin embargo hay diferentes actores que están trabajando sobre esta línea y uno de ellos es el Banco Central del Uruguay: BCU Educa.

En esta plataforma podremos encontrar una gran cantidad de materiales así cómo guías docentes para capacitar a los maestros y profesores en cómo enseñar algunos conceptos que quizás no sean tan claro inclusive para ellos.  Al día de hoy se llevan capacitados a más de 130 docentes y por medios de ferias interactivas se ha llegado a más de 130.000 niños.

Creo que es un comienzo prometedor con información y conocimiento que es necesario, pero no suficiente y está bien que así sea, porque cómo decía al principio creo que al final la responsabilidad es nuestra. El Estado nos puede abrir la puerta pero debemos ser nosotros los que debemos entrar.

Recomiendo fuertemente que miren la guía docente que creo está muy bien lograda.