10 consejos financieros para los que comienzan su vida laboral

In Conceptos Básicos
Scroll this

Llegó el día… Tarde o temprano debemos de hacer nuestro propio camino e independizarnos de nuestros padres. A algunos les llega mas temprano que a otros, algunos pueden elegir no hacerlo hasta que no sea totalmente necesario. Pero el día de buscar trabajo e ir tras recursos propio llega.

En mi caso busqué desde adolescente tener un ingreso propio, si bien nada formal, emprendí mi propio negocio de tablas de Sandboard con 16 años gracias al consejo y ayuda de mi padre, luego pasé a cortar pasto y por último con 19 años ya estaba trabajando 6 horas en una empresa para tener un ingreso para poder estudiar.

Hoy quisiera hablarle a esa persona que está saliendo al mercado laboral, aquel que está recibiendo sus primeros ingresos y se siente un poco descolocado y darle algunos consejos financieros (y no tanto) que me hubiera gustado que me dieran a mi en ese momento.

1 – Comenzá a ahorrar cuanto antes

El ahorro es una actitud, no importa cuanto se gane, si desde el principio aprendemos que un porcentaje de nuestro ingreso debe estar destinado al ahorro, nos será muchísimo más fácil el día de mañana el poder ahorrar. El ahorro en si mismo no tiene sentido sin un fin, recordemos que ahorro es para un Ninja de las Finanzas sacrificar algo hoy por un bien mayor e día de mañana. Cuál ese bien mayor? Bueno eso está relacionado con el segundo consejo:

2 – Ten siempre un objetivo en mente

No importa tu edad o cual sea tu ingreso, tienes que saber que puedes alcanzar cualquier objetivo que te propongas, pero para eso lo más importante es animarse a fijarse ese objetivo. Eso quiere decir setear el norte de la brújula, decir el porqué hago lo que hago, porque me sacrifico. Eso es lo que me permite sobreponerme a la circunstancias y seguir adelante. Ese objetivo será nuestro combustible siempre que lo tengamos presente en todo momento, será el que nos diga: “Si gastás en eso vas a estar un poco mas lejos mio”. La falta de objetivos es a mi entender el principal problemas de los seres humanos que no son felices, caminan a la deriva si saber hacia dónde deben ir. Ahora, que tipos de objetivos vale la pena seguir?  Te lo cuento en el próximo consejo:

3 – Más experiencias y menos cosas

Fijate objetivos relacionados a experiencias más que a cosas materiales, cuando lo que buscas es algo material la sensación de placer dura unos momentos posteriores a la compra, pero la sensación asociada a una experiencia es para siempre. Eso no quiere decir que no tienes que tener cosas materiales, pero en vez de pensar en ese algo piensa en lo que vas a hacer con ese algo. Por ejemplo, si lo que quieres es una moto concentraré en la experiencia que esa moto te dará y no en la moto en si, poder hacer viajes por la ruta, sentir el viento en la cara y la libertad en el cuerpo, o simplemente no tener que despertarte a las 5 AM para tomar 3 omnibus para llegar al trabajo. Lo importante es la experiencia que las cosas nos dan y no las cosas en si.

4 – Aprende todo, se curioso

Una cosa buena de las experiencias es que de ellas se aprende y eso que aprendimos es un activo maravilloso que tenemos. El aprender nos puede dar herramientas el día de mañana que hoy ni imaginamos. Vale la pena ver el discurso de Steve Jobs en Stanford que habla de este punto. Aprende, aprende y aprende todo lo que puedas, no dejes de preguntar e interesarte por las cosas, no sabes cómo eso te puede ayudar el día de mañana. Aprender algo nunca es perder el tiempo.

5 – Viaja

Si aprender es importante, aprender de gente que piensa distinto que nosotros es más importante aún. Viaja, conoce el mundo, si puedes aprender el idioma de dónde estés mejor aún. Nuestro cerebro está acostumbrado a hacer las cosas siempre de la misma forma porque así ahorra energía, por eso no se cuestiona cosas hasta que vemos que hay gente que piensa distinto y hace distinto. Viaja, pero no como turista, intenta ser local, aprende de ellos y eso te abrirá puertas impensadas. Conoce el mundo, aprovecha ahora que no tienes grandes obligaciones.

6 – Respeta y escucha a los mayores

Seguro tu cerebro está lleno de ideas de esta era y pienses que te puedes llevar el mundo por delante, seguro eres más rápido de pensamiento, de palabra y hasta usando el celular que tus abuelos y sus amigos. Nunca pienses que eres más que ellos, lo que alguien mayor nos puede enseñar solo por el hecho de sus experiencias vividas es otro de los activos que no podemos desperdiciar. Aprovecha ahora si los tienes y si no busca gente mayor a la cual conocer, escuchalos, ayudalos en lo que puedas, pero sobre todo aprende de sus 80 años de experiencias. Ni te imaginas las crisis por las que pasaron nuestros abuelos, si tendrán cosas que enseñarnos. Piensa, tu te angustias por algo el día de hoy y quizás ellos tuvieron que escapar de su tierra natal en un barco con la mitad de tu edad sin saber su destino ni su futuro. No te parece que hay mucho para aprender ahí?

7 – No tengas miedo a equivocarte con tu carrera

Muchas veces con 18 años, cuando estamos dejando el liceo y no tenemos ni idea que queremos hacer con nuestra vida pero debemos de seleccionar algo…Y si nos equivocamos?  No pasa absolutamente nada, no es importante, debemos buscar lo que nos gusta y no estudiar algo que no sea lo que nos haga feliz. No tengamos miedo de elegir errado, de hecho seguramente ese tiempo en el camino equivocado nos de un conjunto de experiencias que mañana nos ayuden como explicaba en el consejo 4.
No tengamos miedo de equivocarnos, no lo veamos como tiempo perdido, no hay una carrera por recibirnos a los 23 años, eso es un mito que tenemos que sacar de nuestras cabezas.

8 – Cuidado con tu exposición en Internet

Lo que pones en internet en las redes sociales quedará ahí por muchos años a pesar de que tu no lo quieras. Nuestra historia digital es una mochila que llevaremos de por vida y todo lo que digas puede jugarte a favor o en contra el día de mañana. Quizás hoy subir esa foto medio en pedo en Punta del Diablo te parezca graciosa, pero en unos años puede ser lo que esté viendo el responsable de recursos humanos de la empresa que te va a contratar en su monitor delante tuyo en una entrevista.  Ten cuidado, no te sobreexpongas.

9 – Lee más

Se que parece que está pasado de moda y que hay formas más rápidas de introducir conocimiento en tu cerebro, pero no es así, desarrolla el habito de la lectura. Leer nos permite aprender de los demás, viajar sin salir de nuestra casa, desarrollar nuestra imaginación y nuestra capacidad de concentración. El hábito de la lectura es una poderosa herramienta, no la dejes de lado. Además el leer nos trae aparejado un efecto secundario que es nuestra capacidad de escribir mejor y muchas veces esa será nuestra primera carta de presentación. No la desperdiciemos.

10 – Aprende de Finanzas Personales

No sabes lo valioso que puede ser el aprender Finanzas Personales a tu edad! La mayoría de la gente se preocupa de esto cuando ya está cargado de deudas y no sabe cómo salir. Lee Neurona Financiera, comprate libros, aprende del tema, experimenta, pero ocúpate de tus finanzas. Si lo logras hacer desde joven tu futuro financiero estará asegurado.

Bonus track

Se que eres joven y fuerte, pero no te olvides de hacer ejercicio y cuidar tu salud. Perder ese kilo de más ahora te será mucho más fácil hacerlo que cuando tengas 40. Si no te cuidas ahora cuando tengas unos años más eso te va a pasar factura. Invierte en tu salud de joven y cobra los intereses de adulto.